sábado, 18 de octubre de 2008

Mañanas Colegiales

Me despierto de lunes a viernes a las 5:30 am, por supuesto, con un terrible mareo a causa del sueño; sigo los típicos pasos para irme hasta (como suelo decir) "la hoguera".

Siempre en esas horaas ando con mi agonía, con mi fantasía, con la risa estúpida que me invade sin razón alguna, esperando una respuesta a mi vida, esperando poder ver los días diferentes, esperando el tiempo, esperando que las estrellas se acerquen a mí y me digan: "Aguanta, te queda poco tiempo para que la luz te ilumine".

Árboles que se mueven al ritmo de un vals mientras los observo por la ventana del autobús, una pequeña luz amarilla me ilumina el rostro. . Ahh sí, es el Sol.. aquella estrella que me ilumina en todas mis mañanas colegiales, pero por supuesto, no es la luz que espero. . . Al bajar del autobús, me encuentro con la realidad, las calles malolientes del centro de la ciudad que pareciera que hubiese pasado un tsunami de basura.

Al llegar al colegio, me encuentro con miles de estudiantes dispersos por todo el lugar, no me llego a identificar con ninguno de ellos y camino como si mirara al suelo, aunque de reojo los observo a todos.

Subiendo por las escaleras, puedo sentir la presión, la angustia, la desesperación de todos; cuando finalmente llego el primer piso, no miro hacia el suelo, levanto mi cabeza para poder observar de frente a todos.

Algunos ríen, otros tienen el típico estrés por un exámen, parejas adolescentes agarrados de la mano, amigos abrazándose, chicos y chicas sentados en el piso, los raros pensando y deseando que no se burlen de ellos, los chicos hablando de reggeaton, deportes y chicas; chicas coquetas mirando de pies a cabeza a las chicas que no se arreglan, que no se maquillan, que no se peinan taaaan bien como ellas (me incluyo en la lista de las chicas desalineadas), chicos y chicos de clase media baja tratando de comportarse como los de clase alta, los de clase alta tratando ser "normales", chicos y chicas tratando de ser "emos", nerds tratando de ser como los demás, otros que se creen que son grandes porque están en secundaria y dicen: "menores" a los de primaria, todos quejándose de las clases, chicas observando a su amor platónico, profesores angustiados, algún que otro compañero de primaria que me saluda, risas por parte de mía y de mis pocas amigas. Cuando a la final todos (en su mayoría) esperamos poder ver, observar, mirar que cada día que pasa entre lunes y viernes, sean diferentes.

Algunas veces tratamos de ser como los demás para agradarle al mundo. Vivo en un mundo donde hay muchas apariencias, máscaras y obsesiones con la perfección.

Quisiera que en la vida colegial no se tratase sólo de que si eres "gallo" (nerd, etc.) eres tonto, de que si eres gracioso eres un gran "pana" (amigo), que si eres muy educad@ eres aburrid@, que si no tienes novio eres una lesbiana, anticuada y galla, que si eres eres muy tímido y estudioso eres un nerd o gallo, (¿Vieron que se utiliza mucho la palabra "gallo"?, tal vez lo dicen porque los gallos no vuelan y creen que los "tontos" no lo harán como ellos, pero.. los humanos tampoco vuelan, definitivamente, no entiendo muy bien.), que si eres, que sino eres..

El punto es que nadie se toma el tiempo de conocer a los demás, sólo nos guiamos por la apariencia y es ahí donde se dividen todos como siempre. . . Pero qué más da, todo el tiempo será así, tiene que existir el bien y el mal, lo bonito y lo feo, lo brusco y lo tierno, lo sofisticado y lo soez, los positivo y lo negativo; si no existiera diferencias (como típicamente dicen) "el mundo sería muy aburrido" o simplemente sin esto, el mundo no sería mundo.

1 comentario:

amitO* dijo...

MUY BUENO, Mary, MUY BUENO! :D
Eso pasa desde, creo, TODA LA VIDA!!
Y como dijiste está bien que pase =)
un bezaso!♥